martes

Partid@ y viceversa


I.-
(…) el primer paso esmerila el malecón de marzo.

En los suburbios de ese mes
todo es hoja en blanco,
viceversa del deseo retrovisor.

Sus piernas se alzan blandas, disponibles,
paridas en la vajilla del inicio (…)


II.-
(…) albedrío del sofocón helado:
viceversa de la granada que inunda el planeta
con la tiza de Fuentealba.
-Un temblor de Arroyito a Trinidad
que desnuca el horizonte-.

El sur comienza hoy en el punto del penal
con la vida y la muerte en posición adelantada.
Trashumancia del dolor (…)


III.-
(…) l@s hij@s son la puerta del área.
Nacen en Cienfuegos, en Junín,
en el control obrero de todas las edades.
Viento eterno en ese pase de gol.

Un amanecer sin redes
que pastorea los noventa minutos
y cuelga los botines
de la angustia (…)


IV.-
(…) contracción de los ligamentos del miedo.
Bloqueo letal a la Cuba de la piel.
Inventar una jugada, una argamasa de saliva
para abrigarte en la gambeta de junio.
Un abrazo que golee,
que desinvierne,
que infraccione las defensas conocidas.

-Avanzar sobre el árbitro del poder
que factura el suero ahí en la toma- (…)



V.-
(…) limar con un gemido empalagado el ripio del año, traer del partido la sábana de preguntas. Sin un centavo en las uñas descolgar del arco el entretiempo y un sol que nos llene de almohadones, nos almuerce, nos relinche de luces, nos despabile de alambrados. Limar con el silencio reciente toda la semana. Fundar un calendario alternativo al salario, a las verduras, a la mesa desértica de la otra noche. Brindar con agua o con tu espalda húmeda, qué más da, si el destino es un bártulo que inventamos con la primicia de cada paso (…)



VI.-
(…) a las 4.22 la luna enhebra sus párpados,
se cose en guiños.
Hay un malbec, un champan, un chocolate
bordando la silueta del hechizo.
-El invierno deja sus cábalas ahí,
envuelve su nieve como una ofrenda
y se desliza secuaz-.

La ciudad se arquea sin saber por qué.
La Patagonia replica su jadeo
y aúlla estas poesías
previamente labiadas (…)



VII.
(…) la mitad visible de la luna es la taquicardia del río.
- Humaniza la cristalería de la noche,
restaura las prendas del instante,
toma posesión de la tersura- .

En esa jugada, engendra vellos azabache
con las piedras redondeadas.
Coloca el año por venir
en la otra mitad de la luna.
Pare con ella (…)



VIII.-
(…) vicevers@ del sur:
con el ladrido de la valija abierta
y el apellido universal del viento/
plagiado en la correntada del Limay/
este mapa depilado de imposibles
encalla.

En la desolación del renglón que viene
ovula tu nombre (…)


.