viernes

Plenitud

1.
La voz excita a la voz.

Roza el contorno de todas las locuras,
las recorre, se hamaca con ellas
y estimula el desconcierto.

Lame la conciencia de los músculos,
desvela los sentidos uno por uno,
alista sus fulminantes.

El susurro besa la locura como un cono de miel,
en el centro del panal.



2.
Con su paladar humedecido
deslumbra la frontera más oculta de la piel.

No hay antecedente ni pared que sostenga el caos,
el espiral de la frontera enjabonada.

Todo es inicio, una y otra vez.

La piel - la voz - los sentidos,
desmembrados y al unísono.



3.
Entrar y salir es la ficción.
Se es un momento, un único tembladeral,
un panal embadurnando los cuerpos.
Los cuerpos arqueados
desde el eje de gravedad de la sangre.

La múltiple detonación del juicio.

Lo otro es ficción.



4.
Como en la poesía,
la noción de plenitud
desvive
cuando estalla
la noción de plenitud.


2 comentarios:

Unknown dijo...

Hola Sergio, muy buena poesía.

Martín Dechia dijo...

Hola Sergio, muy buena poesía.