sábado

Miedo

(…) hoy estuve conmigo cuando dijiste miedo.
Y con mis hormigas en pánico
olfateando el tendón de la llave
-frenética y mareada en el paladar-.
Llegué como una tertulia, como una calesita en la plaza del pueblo,
armado de luces entre las oscuridades más preciadas.

Y me dejé estaquear por tu sonrisa leve en mi oído
y la relojería del gallo (…)

.

5 comentarios:

Vero dijo...

Eso fue breve y no por eso menos oscuro...

Sergio Sarachu dijo...

Casi que podría ser la síntesis de una narración tuya... Te la ofrezco como disparador
Sergio

Vero dijo...

Si que buena onda! Cuando esté lista te aviso!!!

Nan dijo...

hoy estuve conmigo cuando dijiste miedo... me gusta ese coraje para amar APLAUDO DE PIE

Sergio Sarachu dijo...

¡¡"sin ocultarnos en palabras, sin miedo al silencio", amar así
Eso es coraje y "descansar de uno mismo" para quedar a disposición de un temblor...