lunes

Ojo

(...) a las seis de la tarde Ella sube y baja descamisada
por la ruta 40. Carga sus guanacos, sus fusilados, sus heridos eternos. (Las esquirlas de libertad peinan la jarilla y mastican el alambrado a las seis de la tarde). El silencio es un fratacho que adormece la nieve. Sin cal ni ceresita trota con un médano de Turbio a Gregores. Ya con el otoño en minifaldas sube a Los Antiguos. Se hace cueva, guarida, bragueta o esqueleto. Plancha el verbo sobre la cordillera y a las seis de la tarde pone un bisturí en el viento,
asalta cerraduras por el ojo
y las hiere de tos (…)

.

7 comentarios:

Viviana Geeregat dijo...

Sergio estimado, más allá del Sur
recibe mi fraterno abrazo y toda mi alianza!


Con la energía de los lunes,

Vivi

Sergio Sarachu dijo...

Vivi, gracias por cruzar los Andes y hacer desaparecer todas las "frontera Sur" que nos colocan los de arriba. Nos "Andeamos" en poesía y sigo recomendando tu blog.
Sergio

Anónimo dijo...

Un placer haber contado con vos en nuestro programa. Leímos uno de tus textos, que actualmente está publicado en el blog de "Al borde de la palabra". http://albordedelapalabra.blogspot.com .

Encontrarás allí además del blog de poesía, prosa y microcuentos , otros que contienen distintas secciones del programa como "traspasando las fronteras del lenguaje" o "escritores destacados" que en este caso se trata de Dulce María Loynaz.

Muchas gracias por acompañarnos. Esperamos seguir contando con vos y que invites a tus amigos y conocidos a participar con sus textos y audios.

Liliana y Patricia

Sergio Sarachu dijo...

Gracias a ustedes por difundir la poesía del sur de nuestros países, y desde ya todos los enlaces y visitantes de este blog quedan invitados como oyentes y "contribuyentes".
Sergio

Anónimo dijo...

sergio, el poema OJO me mató de gusto. ...ya ves, el placer es un martillo del asombro. Un abrazo -maritza-

Sergio Sarachu dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Sergio Sarachu dijo...

Ja ja, qué gusto que el poema haya martillado en tu paladar de buena poesía, Maritza. Sabés que tu opinión riogalleguense es más que valiosa para mí, por tu visión estética e ideológica de la poesía en Patagonia.
Mientras se me agranda el pecho por tu comentario, sigo esperando el material del último libro tuyo.
Un fuerte abrazo y gracias por tus palabras.
Sergio.